12.12.13

PASADO

RENCOR.


Creo que el rencor envenena, es como si se metiera en el alma para taladrarnos desde adentro. Ennegrece las cosas lindas de la vida, oscurece los recovecos donde había luz. Saca lo peor de nosotros y nos paraliza. El rencor te hace quedarte en cosas viejas, no te deja avanzar, te pone el pie en el freno. No sirve, no llena, no funciona.
Hago mi diario esfuerzo por no quemarme la cabeza con las cosas que me hicieron, con las cosas que me hice. Hoy sé que todavía respiro porque el dolor me hizo fuerte. Hoy entiendo que ese sentimiento no suma nada en mí.
Perdono, sí (pero nunca olvido, no mezclemos)