20.3.16

Sinceramente, tuya

Todavía te sueño despierta, acostado sobre mis piernas en un banco de Madero.
Todavía intento desesperadamente rememorar tu olor que ya no voy a recordar.
Todavía busco los restos de tu cigarrillo en mi cenicero y los restos de tu piel entre mis sábanas.
Todavía vivo esperando que todo esto haya sido sólo un mal sueño, y despertarme de él al lado tuyo, con mi cabeza en tu pecho.
Todavía recuerdo las siestas abrazada a vos en tu cama. 
Todavía sonrío con algunos de tus chistes y me derrito con algunas de tus frases ("qué bien, novia!")
Todavía te extraño irremediablemente, aunque quisiera que no fuera así.
Todavía te amo desde lo más profundo del alma sin entender por qué.
Todavía creo que tus ojos son los más lindos del mundo
y agradezco a la vida la chance 
de que alguna vez
me hayan mirado con amor.